martes, 18 de septiembre de 2018

Un lápiz en la mano

Me adentro en las lecturas con un lápiz en la mano. En ocasiones subrayo oraciones, trozos de texto, que me han llamado la atención por alguna causa. En otras ocasiones, la gran mayoría, subrayo palabras desconocidas, o conocidas cuyo sonido me parece especial, o que son capaces de iluminar un párrafo entero (quizá eso sea exagerado) con su sola presencia. La belleza de algunas palabras es enorme, bellas aun siendo incluso feas.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Vivir ahí afuera

Me gusta pensar que el tiempo en el que no estoy con la literatura, o pensando en ella, es realmente tiempo que estoy invirtiendo "de la mejor forma posible" en la literatura. Ese tiempo alejada de libros y teclados, pantallas y bolígrafos. Me gusta pensar que crezco cada día y me enriquezco cada día con lo que me rodea y lo que vivo, y que eso, precisamente, es una inversión que no tiene letras escritas, pero que tiene muchas letras volando a mi alrededor, muchas palabras solteras ansiando encontrar la pareja de sus vidas. Pérez Reverte decía, en una carta dirigida a jóvenes escritores, algo así como que para escribir debíamos procurar vivir antes "ahí afuera", no en libros ni reuniones literarias, sino ahí, en la barra de un bar, en las conversaciones vecinales, en las calles llenas de coches y las avenidas vacías de gente. Que debíamos aprender de la vida, la de verdad, la que no está escrita en ficciones.

Pongo el enlace a su "Carta a un joven escritor I" y "Carta a un joven escritor II".

domingo, 16 de septiembre de 2018

Proyectos de novela

Me ha sorprendido encontrarme esta mañana este montón de papeles que tengo sobre la mesa. Son escritos de... ¿cuántos años tenía entonces? No lo podría asegurar, pero lo importante, lo interesante, es que son páginas y páginas de trabajo literario. Incluso hice unos esquemas sobre la estructura de una novela... Me gusta cómo están escritos y me hacen pensar, y recordar, que efectivamente durante mi juventud y mi adolescencia le dediqué muchas horas a la escritura... Estaba leyendo anoche la introducción de Almudena Grandes a su libro Las edades de Lulú, y dice la autora que antes de su éxito tenía muchas novelas empezadas en un cajón. Bueno, no lo recordaba bien, pero después de encontrarme estos papeles olvidados en cajas viejas, puedo decir que yo también he tenido algunos proyectos de novela empezadas en un cajón... ¿Tendré tanta suerte como A. Grandes? Quizás algún día: la vida da muchas vueltas. 

sábado, 15 de septiembre de 2018

Lecturas

En esta nueva etapa de mi vida (al menos yo la siento así, como una especie de nueva etapa), me siento sedienta de lecturas. Tengo esperándome varios títulos buenos, muy buenos, recomendados por los grandes como Vargas Llosa, o presentes en listas de "las mejores novelas publicadas en el siglo XX". Lolita de Nabokov, Trópico de cáncer de H. Miller, El corazón de las tinieblas de J. Conrad, Nada de Carmen Laforet, Las edades de Lulú de Almudena Grandes... Hoy he comprado Patria de Fernando Aramburu y no creo que me decepcione, con la cantidad de premios que lleva a sus espaldas. También tengo en mi lista de próximas lecturas a Los Desposeídos, de Úrsula K. Le Guin, gracias a la recomendación de Rosa Montero, que lo califica como un "libro universo" en el prólogo.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Rosa Regàs


Rosa Regàs sobre "Tierra hirviendo, mediodía blanco":


"No es el título Tierra hirviendo, mediodía blanco el que nos abrirá el camino hacia la comprensión, ni el contenido de las páginas cargadas de poesía lo que hará sentirnos en tierra firme. Tampoco los proyectos imaginados, las decisiones olvidadas o las miradas nuevas darán sentido a la vida y al mundo. Será solo tras las primeras lecturas cuando descubramos la capacidad oculta en nuestro interior que en su despertar nos muestra el ámbito donde reina la belleza de compartir aquel entendimiento y aquella complicidad que nos parecían tan lejanos y ajenos a primera vista.

Esta es la sorpresa del libro, lo que nos descubre de nosotros mismos".